26 de febrero: Día Nacional del Terrier Chileno

Como cada 26 de febrero, quienes cultivamos el desarrollo de la primera raza nacional de perros de Chile, el Terrier Chileno, celebramos su día y siempre lo hacemos desde el Club Nacional del Terrier Chileno, con un mensaje a los miles de aficionados a la raza.

La fecha en la que honramos y recordamos a nuestros fieles compañeros surge de la fundación del Club Nacional del Terrier Chileno, hito que ocurrió el 26 de febrero de 2007, organización que hasta nuestros días vela por la conservación de la raza, promoviendo la crianza responsable de la misma, capacitaciones y exposiciones especializadas de estructura y belleza para mantener vigentes las características físicas y de comportamiento y funcionalidad de los Terrier Chilenos.

Una veintena de criadores provenientes de diferentes zonas del país engalanaron la más reciente fecha de exposiciones especializadas del CNTC-CHILE.

Como Club Nacional del Terrier Chileno estamos contentos por la posición social que actualmente tiene la raza. Su distribución es nacional y la cantidad de ejemplares se mantiene en buen número, permitiendo, por una parte, mantener las características raciales, pero también la variabilidad genética y salud del Terrier Chileno.

Durante el año recién pasado cumplimos con la internacionalización de la raza, presentándola en la Asamblea de la Sección de Las Américas y El Caribe de la FCI, realizada en el bello balneario de Uruguay, la ciudad de Punta del Este.

Así también en junio pasado se realizó el Primer Seminario On Line de SICALAM (Sociedad de Intercambio Canófilo Latinoamericano), destinado a instruir y entregar información sobre las razas latinoamericanas a los jueces de estructura y belleza de la región. Nuestro Terrier Chileno estuvo ahí con una excelente presentación.

Recientemente, la raza fue juzgada incluso por el Presidente de la FCI, Sr. Tamás Jakkel de Hungría, quien valoró el trabajo que pudo ver en pista, el número y homogeneidad de los ejemplares y el entusiasmo y participación de nuevas generaciones de expositores y criadores.

El desafío de cuidar la raza y sus características se mantiene más vigente que nunca. Asumir un Terrier Chileno para la familia implica llevar al hogar una raza valiente, vivaz, inteligente y muy alerta. Cuidarles del mestizaje y denunciar todo tipo de abandono y malos tratos es deber de todos.

La cría debe ser responsable, buscando siempre la mejora racial. Preocuparse de los orígenes de los padres de los cachorros, exigir su inscripción e identificación vía microchip ayudará mucho en su cuidado y preservación.

¡FELIZ DÍA NACIONAL DEL TERRIER CHILENO!

Junta Directiva del CNTC-CHILE.